Buddha Bowl proteico para deportistas

Mi Buddha Bowl favorito post-entreno (o para un día en el que ¡no paras!) se prepara en 10 min, contiene gran variedad de verduras crudas y/o cocinadas, proteína de fácil digestión y como despacio, con buena masticación y plenamente enchufada con mi plato.

 

El resultado = pura VITALIDAD, gran saciedad durante horas, aumento de mi masa muscular (siempre que haya demanda de músculo, es decir, entrenamiento de fuerza) y nada de gases, hinchazón ni bajones de energía durante el resto del día. Esto es lo mejor de un Buddha Bowl.

Un truquito para mejorar las digestiones de los crudos:

Y para aquellos lugares donde haga frío… Acompaña tu comida con una infusión digestiva caliente o templada, como manzanilla, hinojo, comino, menta… Sólo media taza a sorbitos pequeños. Mejor no beber mucho líquido para no interferir en la digestión.

 

Hace unos días os reté en las redes sociales para que adivinaseis los ingredientes de mi bol. Muchos participasteis, ¡¡no era fácil!! Pero al fin, con algunas pistas, conseguisteis adivinar los 3 ingredientes secretos.

 

Las preguntas del reto eran:

1. ¿Con qué he espolvoreado mis verduras?

Pista: alto en proteína y de sabor inconfundible.

2. ¿Qué son los discos blancos que veis junto a los huevos?

Propiedad expectorante y mucolítica.

3. ¿De qué estará hecha la salsa?

Picante y proteica, por una mezcla de 2 ingredientes.

 

 

Vale pues, aquí te pongo las respuestas correctas:

 

1. Polvo de cacahuete.

Ya sabes que el gomasio es sésamo molido con sal, pues hago lo mismo pero con cacahuete, menos graso y más proteico que el sésamo.

En mi reciente viaje a Tailandia descubrí que ponen cacahuetes molidos en casi todos los platos. De hecho en todas las mesas de los restaurantes siempre había 2 botecitos: uno con una salsa picante y otro con cacahuetes picados. Le da un toque delicioso de sabor y nutrientes. ¡Adopté el hábito rápidamente!

 

2. Rodajas de nabo.

Así de sencillo y delicioso. Me encanta así crudo, lo como a bocaditos como el que come un trozo de pan, (yo dejé las harinas hace muuucho). Además, tiene propiedades muy interesantes para abrir los bronquios y recuperarte de resfriados y catarros. El colinabo es mi versión favorita, ¿lo has probado alguna vez?

 

3. Salsa proteica de mostaza.

Vale, reconozco que este era complicado de adivinar. La mostaza es una salsa super ligera, con un sabor para mi demasiado picante, por eso la diluyo con agua y le añado un poco de miel. Le aporto un extra interesante con los polvos de proteína de arroz (contiene 85g de proteína por cada 100g).

 

Así que ya tienes los 3 ingredientes secretos de mi bol. Ahora te comparto la receta completa de TODO el plato como os prometí:

 

1. En la base de mi Buddha bowl siempre siempre siempre pongo una cama de hojas verdes

Puse hojas de kale y espinacas, las corté muy pequeñas y las amasé con las manos para romper sus fibras. Añadí un poco de tamari (salsa de soja) y aceite de oliva virgen extra. Esto hace que sean más digestivas. Los suelo tener ya hecho en la nevera, se conserva hasta una semana y cadía da está más rica.

 

2.  En el centro del Buddha bowl: espaguetis de calabacín crudo

Puedes usar un espiralizador o sacar tiras a lo largo del calabacín con un pelador de verduras

 

3. Al rededor del Buddha Bowl: pimiento rojo y amarillo en juliana

Puedes sustituirlo por zanahoria, apio, pepino, remolacha…

 

4. Germinados de puerro

Los germinados aportan nutrientes muy valiosos, entre ellos enzimas digestivas y antioxidantes

 

5. 2 huevos ecológicos cocidos

El huevo aporta proteína completa (todos los aminoácidos esenciales) y grasas saludables. Puedes comer huevo cada día sin miedo.

 

6. Rodajas de nabo

Mi versión favorita es el colinabo, menos picante y de un sabor suave.

 

7. Polvo de cacahuete

Si eres intolerante a las legumbres, puedes sustituirlo por almendra, nueces, sésamo, pipas de girasol o de calabaza…

 

8. Salsa de mostaza y proteína de arroz con miel

1 cucharada de mostaza de Dijon + 3 cucharadas de agua + 1 cucharada de proteína de arroz en polvo (opcional) + unas gotas de miel (o stevia líquida)

 

9. Zanahorias baby

Son unas zanahorias pequeñitas que me trae mi cesta de verduras ecológicas, tienen un sabor ¡increíble! Si no las encuentras pon zanahoria en palitos.

 

10. Aceitunas negras

Es importante que mires la etiqueta. Elige las que NO contengan glutamato monosódico, sulfitos ni nada raro. Las de Aragón suelen ser muy naturales. Opta mejor por el cristal antes que por la lata. Y si es a granel ¡mejor que mejor!

 

11. Cilantro

O hierbabuena, albahaca, perejil, cebollino… Mejor aún si es de tu maceta.

 

Tardé 5 min como mucho en prepararlo porque el huevo ya estaba cocido, la salsa preparada, la ensalada macerándose en la nevera y los calabacines espiralizados en un tupper.

 

Esto es lo que te enseño en mi curso online de Buddha Bowls y en mis cursos presenciales de cocina VITAL = lista de la compra, organización, trucos de conservación, combinación de alimentos… y un montón de recetas deliciosas.

 

La clave es la sencillez y la elección de ingredientes 100% naturales. La proteína de arroz no es tan natural, es cierto, pero es un extra que me viene de perlas para no abusar de la proteína animal.

 

Espero que pruebes alguna vez a hacerte un Buddha Bowl bien combinado y proporcionado. Realmente un Buddha Bowl no es sólo esto, guarda toda una filosofía de vida detrás: comer y cocinar con mindfulness; actitud de gratitud ante los seres que te aportan su energía vital; elegir ingredientes de cercanía; apostar por la sotenibilidad ambiental (y la de tu bolsillo).

 

Me encantará enseñarte todo esto en mis cursos y a través de este blog. Suscríbete para ¡no perderte nada! Cada martes tendrás GRATIS: un entrenamiento funcional para que actives tu vida y un Buddha Bowl o receta sencilla y práctica cada 15 días.

 

¡¡Salud, vitalidad y movimiento!!

 

 

Showing 2 comments
  • Maria Pilar
    Responder

    me lo como solo con los ojos!!! vaya pinta más buena!! mmmmm

    • Estefania
      Responder

      Gracias!! Fue totalmente improvisado y la foto la hice con demasiada hambre como para hacer algo decente, pero ahí está! Espero que te sirva. Besos!

Deja un comentario

Contacto

Envíanos un correo y te contestaré lo antes posible. ¡Gracias!

Not readable? Change text. captcha txt
Crudicroquetas enrolladassalsa alioli